Sobre el Muro de Berlín

 

La caída del Muro de Berlín

marcó el fin de una era

La ciudad una vez dividida de Berlín
La ciudad de primera línea una vez dividida

Este punto de inflexión en la historia de Berlín marca el comienzo de la amarga Guerra Fría, en la cuál la ciudad fue dividida en sectores por las grandes potencias y partida en 1961 por el Muro en dos mitades de la ciudad completamente diferentes. Se convirtió en una ciudad de primera línea entre las dos potencias mundiales.

Después de la revolución pacífica en la RDA y la reunificación de Alemania, se presentó la ciudad como Fénix de las cenizas. La decisión en 1991, de ampliar Berlín a la capital, sin precedentes desencadenó un auge de la construcción, cuál cambió profundamente la vida y la imagen de la ciudad. Espectaculares edificios nuevos fueron construidos en el centro de la ciudad. Lugares de fama mundial que parecían perdidos para siempre a través del Muro de Berlín se podían construir de nuevo. En la Pariser Platz y la Potsdamer Platz, unas tierras baldías en el Muro, la vida – y la tentadora vida nocturna – late casí como nunca antes.

La calidad de vida cambiaba enormemente en Berlín desde que cayó el Muro. La capital y su vibrante ambiente de restaurantes son hoy en día el socio más importante para los productores de la región.

Desde principios del año 2018 este Muro de vergüenza cumple tanto tiempo en pie como derribado.

Para los turistas, el Muro de Berlín puede (virtualmente) volver a caer: las compañías de realidad virtual están ofreciendo una nueva forma de ver los sitios históricos.

El 9 de Noviembre de 2019 celebramos los 30 años de la caída del Muro de Berlín.